domingo, 17 de noviembre de 2013

EEUU: Dónde falla la política exterior de Obama – Libertad.org

EEUU: Dónde falla la política exterior de Obama – Libertad.org

Libia, Egipto, Siria, Irán, Rusia, China…Las relaciones de Estados Unidos con el mundo no parecen demasiado buenas.
El presidente Obama comentó que con su administración, Estados Unidos se relacionaría con los otros países más como “un socio en igualdad” que como la nación “excepcional” que muchos antes que él habían adoptado, afirmando que “cualquier orden mundial que eleve a una nación o grupo de personas sobre otro fracasará inevitablemente”.


Su enfoque de la política exterior (tomar decisiones para atraer a una base política en lugar de las que sean lógicas desde el punto de vista militar) están poniendo en riesgo las vidas y los intereses de los americanos. Al mismo tiempo, está vaciando el presupuesto de defensa, supuestamente para liberar dinero para su agenda nacional. Esto está debilitando la defensa y la preparación militar, lo que supone una peligrosa estrategia.
El presidente definió pronto su doctrina de política exterior y los expertos de la Fundación Heritage la han analizado cuidadosamente. Existen muchos ejemplos de la actuación de la Doctrina Obama, pero aquí tiene sólo algunas de las maneras en las que sus cuatro principios les han fallado tanto a Estados Unidos como a sus aliados:
1. Estados Unidos ratificará más tratados y recurrirá más a menudo a organizaciones internacionales para abordar las crisis globales y cuestiones de seguridad como las armas nucleares, a menudo antes de recurrir a nuestros socios y aliados tradicionales.
La administración Obama se ha distanciado de Israel, incluso ahora que Palestina está buscando su reconocimiento como estado en las Naciones Unidas sin un tratado de paz previo. El presidente Obama se ha expresado en contra de ello, pero la administración necesita adoptar una línea aún más dura para respaldar al aliado de Estados Unidos.
2. Estados Unidos hará hincapié en la diplomacia y en los instrumentos del “poder blando”, tales como las cumbres y la ayuda exterior para promover sus objetivos y minimizar el poder militar.
La administración Obama ha mantenido conversaciones con los talibanes, los enemigos de las fuerzas de Estados Unidos y la coalición, derrotados inicialmente en Afganistán tras el 11 de septiembre. Esas victorias se han desvanecido durante los últimos años y ahora los talibanes simplemente están esperando a la retirada de las tropas para recuperar su poder.
3. Estados Unidos adoptará una actitud más humilde en las relaciones de estado a estado.
La administración tuvo que abandonar su política de acercamiento a Irán cuando se topó con la realidad. Y más recientemente, la administración no ha logrado proyectar un liderazgo claro en el asunto del deterioro de la situación en Siria. Como comentaron los analistas de la Fundación Heritage James Phillips y Luke Coffey, “Ahora la administración ha quedado reducida a tener que suplicar en las Naciones Unidas la cooperación de Rusia, a pesar del cínico empeño de Vladímir Putin de suministrar armas a su aliado sirio a la vez que denuncia la intervención extranjera”.
4. Estados Unidos desempeñará un papel más restringido en la escena internacional.
La administración estuvo lenta a la hora de decidir su posición respecto a la rebelión en Egipto y ha permanecido detrás de la barrera mientras el nuevo presidente egipcio Mohamed Morsi, un veterano miembro de la antioccidental organización de los Hermanos Musulmanes, promueve una agenda igualmente antioccidental. Phillips apunta que Morsi “ha puesto la política exterior de Egipto en un nuevo y problemático rumbo desde que llegó al poder en el mes de junio. Su gobierno se ha distanciado de Washington a la vez que se intenta congraciar con China, mejora sus relaciones con Irán y viola su tratado de paz con Israel”.
¿Ha tenido Obama algunos éxitos? Como expone la analista de la Fundación Heritage Kim Holmes, “Hasta el punto de que si ha habido algún éxito en el aspecto antiterrorista (por ejemplo, matar a Osama bin Laden) se debe principalmente a que Obama dejó como estaban algunas cosas que habían implementado el presidente Bush y sus predecesores, no sólo en cuestiones antiterroristas, sino en la política de presos (debido a la cual se ha metido en problemas con su base política)”.
Por desgracia, el apaciguamiento nunca ha funcionado. Y Estados Unidos debe defenderse a sí mismo y a sus aliados, independientemente de los problemas políticos o de la opinión internacional.
Fuente: Libertad.org de The Heritage Foundation
Share
Publicar un comentario