viernes, 6 de febrero de 2015

Análisis post-mortem del cambio fijo euro-franco suizo

Autor:


 El 15 de enero de 2015, el Banco Nacional de Suiza (BNS) anunció el fin de su tope de 1,20 francos por euro, que ha durado tras años. (El BNS introdujo el tops en septiembre de 2011). El BNS también ha reducido su tipo político de interés a -0,75%, desde -0,25%. El franco suizo llegó a apreciarse hasta un 41% a 0,8517 por euro tras el anuncio, con el récord de nivel más fuerte (estuvo durante el día en torno a los 0,98 por euro).
 

 

Con creación de dinero, todo es relativo

Creemos que el factor clave para determinar el tipo de cambio de una divisa es la inyección monetaria relativa. Con el tiempo, si la tasa de crecimiento de la oferta monetaria en el país A excede a la tasa de crecimiento de la oferta monetaria en el país B, entonces la tasa de cambio de la divisa de ese país estará bajo presión frente a la divisa de B, en igualdad de condiciones.
Aunque otras variables como el diferencial de tipo de interés o la actividad económica también afectan al tipo de cambio de la divisa, son de naturaleza transitoria y no fundamental. Su influencia pone en marcha un arbitraje que pone al tipo de interés en línea con la influencia del diferencial de crecimiento monetario.
Creemos que hasta ahora el aumento en el diferencial de crecimiento monetario entre Suiza y la Unión Monetaria Europea durante julio de 2011 y abril de 2012 estaba dominando el escenario del tipo de cambio de divisas. (Estaba empujando al franco a la baja frente al euro). El establecimiento de un tope de 1,20 con el euro que supuestamente defiende las exportaciones fue un movimiento innecesario, ya que el franco iba a debilitarse en todo caso. Sin embargo, a introducción del tope impidió que el arbitraje se manifestase adecuadamente, poniendo así en marcha diversas distorsiones. (Advertid de nuevo que el diferencial de crecimiento monetario estaba debilitando al franco frente al euro).
Una caída en el diferencial de crecimiento monetario entre abril de 2012 y abril de 2013 está empezando a dominar el escenario de las divisas en la actualidad, es decir, fortalece el franco frente al euro. Así que, desde esta perspectiva, es válido eliminar el tope y permitir que el arbitraje establezca el “verdadero” valor del franco. (Esto reduce la necesidad de inyectar dinero nacional para defender el tope de 1,20). Observemos que, frente a 2011, esta vez, al permitir al franco encontrar su nivel “correcto”, el BNS ah decidido (parece)confiar en el libre mercado.
Advirtamos que desde abril de 2013 el diferencial de crecimiento monetario ha estado aumentando (funcionando hacia un debilitamiento del franco frente al euro) y esto aumenta la probabilidad de que el BNS pueda decidir de nuevo en algún momento en el futuro un nuevo tratamiento de choque.
Sostenemos que al entrometerse en el mercado del cambio de moneda, el BNS pone en marcha fluctuaciones en la tendencia de crecimiento de la oferta monetaria (AMS) y esto a su vez genera la amenaza de ciclos de auge/declive. (Advirtamos la correlación entre las fluctuaciones en la inercia de crecimiento de las reservas de cambio de moneda y el balance del BNS y la AMS).
 
Observemos asimismo que introduciendo el tope y luego eliminándolo (contrariamente a sus propias intenciones) el BNS ha sacudido gravemente varias actividades como las exportaciones. Advirtamos que el BNS se supuestamente significaba generar un entorno económico estable.

Publicar un comentario