viernes, 6 de febrero de 2015

Quiebre religioso en ISIS: expulsaron a un clérigo por criticar la quema del piloto jordano

Abu Musab al Jazrawi, uno de los líderes religiosos del grupo en Alepo, Siria, fue separado por disentir con el método con el que asesinaron a Maaz al Kasasbeh: "Es una violación de las tradiciones religiosas"
Un clérigo saudita del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha sido destituido por criticar la ejecución de un piloto jordano que fue quemado vivo dentro de una jaula por el grupo yihadista, indicó este viernes una ONG.
Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), el clérigo, conocido por su nombre de guerra Abu Musab al Jazrawi, criticó el jueves en una reunión la forma de matar al piloto jordano Maaz al Kasasbeh.
"Puso objeciones durante una reunión mensual entre clérigos y líderes del ISIS en la zona de Alepo", dijo Rami Abdel Rahman, el director de esta ONG, que tiene una amplia red informadores en Siria.
"Dijo que la manera de matar a Kasasbeh era una violación de las tradiciones religiosas", según Rahman.





El piloto jordano, que participaba en los ataques contra el ISIS de la coalición internacional liderada por los Estados Unidos, fue capturado en diciembre cuando su cazabombarderos cayó en territorio sirio, cerca de Raqqa, centro de poder del califato fundado por Abu Bakar al Baghdadi.
El martes fue difundido un video en el que se ve cómo fue quemado vivo dentro de una jaula, aunque Jordania afirmó que la ejecución tuvo lugar hace varias semanas.
El Corán: especialistas afirman que pocos yihadistas lo leyeron y sólo se dejan llevar por sus líderes
Según el OSDH, el clérigo fue destituido de su cargo y podría enfrentarse a un tribunal religioso y ser castigado.
Un eventual desacuerdo interno y las dudas de los milicianos del Estado Islámico a partir de una ejecución contraria a las enseñanzas del Profeta estaban previstos por los comunicólogos de ISIS, que prepararon una serie de acciones y declaraciones para adoctrinar a los suyos en el debate sobre la brutalidad y el carácter antiislámico de quemar vivo a un ser humano.
Este hecho está prohibido en el Corán, que reserva la potestad de este castigo a Alá, el Creador del fuego y único autorizado a utilizarlo contra un ser humano, vivo o muerto.
Publicar un comentario