jueves, 28 de abril de 2016

Obama releva al jefe de la OTAN por proponer atacar a Rusia en plena distensión entre Washington y Moscú


Obama ha relevado al máximo responsable militar de la OTAN en Europa, el general norteamericano Philip Mark Breedlove, por proponer al Senado de Estados Unidos que un ataque preventivo contra Rusia frenaría su “creciente poderío militar”. El general encabeza a los “halcones” del Pentágono que presentan a Rusia como un peligro, justo cuando en Europa crecen las críticas sobre el papel de la OTAN, la UE anuncia que ha llegado el momento de crear un Ejército netamente europeo, y Washington y Moscú han acordado el alto el fuego en Siria.
Obama ha relevado al máximo responsable militar de la OTAN en Europa, el general norteamericano Philip Mark Breedlove, por proponer al Senado de Estados Unidos que un ataque preventivo contra Rusia frenaría su “creciente poderío militar”. El general encabeza a los “halcones” del Pentágono que presentan a Rusia como un peligro, justo cuando en Europa crecen las críticas sobre el papel de la OTAN y la UE anuncia que ha llegado el momento de crear un Ejército netamente europeo.

Entre los altos mandos de la OTAN se considera al comandante supremo en Europa, el general de cuatro estrellas Philip Breedlove (60 años), el “ariete de los halcones” del Pentágono contrarios al acuerdo entre Estados Unidos y Rusia sobre el alto el fuego en Siria, que ha propiciado la retirada parcial de la aviación rusa del escenario sirio.
El general estadounidenses Philip Breedlove propone ante el Senado “perforar” las defensas de Rusia

En su reciente comparecencia ante la comisión de cuestiones militares del Senado estadounidense, el general Breedlove, máximo jefe militar de la OTAN desde mayo de 2013, manifestó que “Rusia es un peligro” y el ejército tiene que estar preparado para “perforar” las defensas de Rusia. En medios políticos y diplomáticos europeos se apunta que Breedlove apunta abiertamente a invadir Rusia.

División en el Pentágono

En la actualidad los mandos del Pentágono se encuentran divididos en dos grupos: de una parte, quienes depositan su confianza en las negociaciones discretas que desde el verano de 2015 mantienen Washington y Moscú para rebajar la tensión de una nueva Guerra Fría debido a la crisis de Ucrania, y cuyo fruto más visible ha sido el acuerdo de alto el fuego en Siria; y de otra parte, el sector más duro que ve en la Rusia de Putin un enemigo a medio plazo para los intereses estadounidenses.

El presidente Obama, como comandante en jefe de las fuerzas armadas de Estados Unidos, decidió relevar a Breedlove y proponer al general Curtis Scaparrotti para sustituirle esta primavera al frente de la OTAN. Desde su fundación en 1948, Estados Unidos impone que el máximo jefe militar de la Alianza Atlántica sea un general norteamericano, y el secretario general, un puesto de carácter político, sea desempeñado por un civil europeo.

Campaña de propaganda

Breedlove aseguró ante la comisión del Senado que “Rusia ha comenzado a recuperar su poderío militar y causa angustia que lo que vimos en Crimea y estamos viendo en Donbás, ahora está pasando en Siria”. El máximo responsable militar de la OTAN asegura que existe una campaña de propaganda rusa para romper la unidad de la Alianza y desacreditar cualquier intento de rearme.
Arrecían las críticas sobre la OTAN mientras el presidente de la Comisión Europea, Juncker, anuncia que ha llegado el momento de crear un Ejército europeo

Se refería al aumento de los fondos del Pentágono destinados a la denominada “Iniciativa de Reaseguramiento Europeo (ERI, por sus siglas en inglés) para desplegar nuevos sistemas de armas en el este de Europa por 3.400 millones de dólares. Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que “en los últimos dos años es difícil encontrar a alguien comparable en su histeria rusófoba con el general Philipp Breedlove”.

Los “halcones” del Pentágono se esfuerzan en pintar a Rusia como un peligro, justo cuando arrecian las críticas en Europa sobre el papel de la OTAN y se debate la creación de un Ejército netamente europeo 70 años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Reacios a gastar en Defensa

Las afirmaciones del general Breedlove han causado alarma entre los aliados europeos, fundamentalmente Alemania, que no ven indicios de que Putin albergue la intención de desencadenar una guerra contra Europa. La prueba más evidente de este estado de opinión es que solo las repúblicas excomunistas fronterizas con Rusia han aumentado sus presupuesto militar, mientras que el resto de los países de la OTAN se muestran reacios a incrementar sus gastos de Defensa y algunos, incluso, los recortan al no percibir que Putin sea una amenaza para Europa.
El servicio de inteligencia germano BND no comparte la opinión de que Rusia constituya un peligro para Europa

El semanario más importante de Alemania, “Der Spiegel”, informaba el pasado 6 de marzo que “los dirigentes alemanes estaban atónitos y no entendían de los que estaba hablando Breedlove, pues el Gobierno germano basándose en información del servicio de inteligencia exterior BND (Bundesnachrichtendienst), no compartía la opinión del jefe supremo de la OTAN”.

Irritación de Washington

A la falta de percepción de que Vladimir Putin constituya una amenaza para Europa y al nerviosismo de Estados Unidos de que la OTAN pueda tener sus días contados siete décadas después de su creación como respuesta de Occidente al bloque soviético, se une una vieja aspiración europea que vuelve a rebrotar y que irrita especialmente a Washington: la creación de un Ejército europeo que reduzca la influencia de Estados Unidos y permita a la UE trazar su propia agenda global.

La iniciativa ha sido puesta encima de la mesa por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al anunciar el 8 de marzo que ha llegado el momento de crear el Ejército de la UE. En declaraciones al diario alemán “Welt am Sonntag”, el político europeo asegura que “un ejército común de la UE demostraría al mundo que nunca va a volver a haber una guerra entre los países de la Unión (…) este ejército también nos ayudaría a configurar una política exterior y de seguridad común y permitiría a Europa asumir sus responsabilidades en el mundo”.

Alemania, defensora del Ejército europeo

El primer país que ha respaldado la propuesta de forma entusiasta ha sido Alemania al afirmar su ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, que “nuestro futuro como europeos pasa en algún momento por un ejército europeo”. Berlín, que en los últimos tiempos se ha ido distanciando de Washington al oponerse a una intervención terrestre en Ucrania, sabe que un ejército común sería la alternativa a una OTAN dominada por Estados Unidos. Máxime cuando más de medio siglo después de concluir la guerra mundial cerca de 40.000 soldados norteamericanos permanecen estacionados en territorio alemán.
Publicar un comentario