martes, 19 de abril de 2016

Venezuela acusa a EE.UU. por el fracaso de las conversaciones de Doha sobre el petróleo

Es necesario elaborar un proyecto para un nuevo acuerdo entre los países productores tras el fracaso de las negociaciones en Doha, ha afirmado.
pixabay.com
La confianza dentro de la OPEP es ineficaz, lo que ha sido revelado por las conversaciones petroleras en Doha, Catar, en las que no se pudo llegar a un acuerdo para congelar los niveles de producción de crudo, afirmó a Sputnik este lunes el ministro venezolano de Petróleo, Eulogio Del Pino.
Del Pino sostuvo que cree que Arabia Saudita está detrás del fracaso de las negociaciones, ya que su homologo saudí Ali Al-Naimi "no tenía autoridad para decidir" y estaba con instrucciones estrictas de Riad.
Para la "congelación" de la producción del crudo es necesario obtener el consentimiento de todos los países productores de petróleo, incluso si no están presentes en la sala de reuniones, afirmó el ministro, cita TASS. Del Pino no descarta la posibilidad de otro colapso de los precios del crudo tras el fracaso de las conversaciones en Catar.



Según él, llegar a este acuerdo es muy importante para detener la crisis de los precios. En su opinión, el precio justo de petróleo está entre 70 y 80 dólares por barril y es necesario ahora elaborar un proyecto para un nuevo acuerdo entre los países productores.
Las autoridades venezolanas tienen la intención de mantener la producción de petróleo en 2016 en el nivel de los 2,8 millones de barriles por día, sostuvo Del Pino. Las exportaciones está programadas para quedarse en nivel de 2,2 a 2,3 millones de barriles por día.

Venezuela acusa a EE.UU. por el fracaso de las conversaciones de Doha

Venezuela cree que EE.UU. tiene la culpa del fracaso de las negociaciones sobre la congelación de la producción de petróleo, afirmó el ministro.
"Por primera vez los 18 países miembros y no miembros de la OPEP se reunieron para firmar un acuerdo, lo que fue percibido como una amenaza grave para los intereses imperiales. El secretario de Estado estadounidense [John Kerry] visitó todos los países del golfo Pérsico una semana antes de la reunión", señaló.
"Esta es una guerra contra nuestro país, ya que se cree que los precios del petróleo van a ayudar a acabar con Venezuela. Está claro que es una guerra con elementos de presión económica", agregó.
Publicar un comentario