viernes, 20 de mayo de 2016

“Carta de Obama a AMLO”

La colaboración de hoy de @avestruzeterea: “Carta de Obama a AMLO”


(Seal of the President of the United States of America)
Estimado Andrés Manuel:
He sido informado de que usted ha solicitado que se aplace la compra del nuevo Air Force One hasta 2018, cuando según usted llegará a la presidencia de México.
Además me han comentado que usted dice que me venderá el avión 787 de la Presidencia de la República Mexicana TP-01, diciendo que “ese avión no lo tiene ni Obama”.
Obviando el tema de que los aviones son del gobierno y no del presidente en turno, permítame darle algunos datos:


 
1. En México tienen nada más un avión presidencial. Aquí en Estados Unidos compramos de a dos. El que yo use se llama Air Force One, y puedo usar cualquiera de los dos. Entonces su avión no me sirve. Es uno.
2. Entiendo que usted no conoce de petróleo por su declaración de que extraerlo es nada más cuestión de hacer agujeros en el suelo. Pues bien, déjeme decirle que el Air Force One debe estar preparado para ser reabastecido de combustible en pleno vuelo. Eso es más que “dejar un hoyito” en el tanque. Cuesta dinero, mucho dinero, y su TP-01 no tiene eso.
3. Hay muchas otras medidas de seguridad que francamente no creo que entendería. Mire, el Air Force One tiene defensas contra misiles antiaéreos, cables blindados contra pulsos electromagnéticos en caso de ataque nuclear, ECM para interferir radares y varias otras cosas que su avioncito mexicano ni soñaría con tener. No nos sirve ni regalado.
4. Los dos aviones que vamos a comprar cuestan a precio de lista, cada uno, 333 millones de dólares. En cambio el de ustedes vale nada más 257 millones de dólares.
5. Y por último, parece que usted confunde las cosas y cree que un 787 es más grande que un 747 porque es un numerito más grande. Tal vez ha de creer que los aviones los hace Pascual Boing, pero en realidad la empresa se llama Boeing. Mire, le doy datos: nuestro avión mide 76.4 metros de largo y 68.5 metros de ala a ala. Es de 6.10 metros de ancho y puede despegar con 450 toneladas de peso. Los 747 comerciales pueden transportar 580 pasajeros en dos clases. En cambio, su avioncito 787 es 14 metros más corto, con 8.5 metros menos de ala a ala, 60 centímetros más angosto por dentro y solo puede despegar con 200 toneladas menos de peso que el nuestro. Además puede transportar nada más a la mitad de gente.
En resumen, Don Andrés Manuel, su avionzucho no tiene NADA qué hacer con los dos que vamos a recibir en breve. Es como si usted le dice a Bill Gates que no se compre un Mercedes Benz porque usted le va a vender en dos años un Tsuru de segunda mano. ¿Se da cuenta de lo ridícula de su propuesta?
Pero déjeme felicitarlo. Usted tiene muchos seguidores que le creen sin cuestionar nada. Si usted pone que un 787 es mejor avión que un 747, millones de personas se lo creen porque lo dice usted. Si nuestro avión es más caro, más grande, más potente, mejor equipado y además no es uno sino dos, a sus porristas les da igual. No investigan, no cuestionan, no piensan por sí mismos. Por eso mi felicitación:
¡Esos fanáticos no los tengo ni yo!
Sincerely,
Barack Hussein Obama
(Seal of the President of the United States of America)
Publicar un comentario