Continúa hoy viernes la búsqueda del avión de EgyptAir que desapareció la madrugada de este jueves en el Mediterráneo, tras despegar de París rumbo a El Cairo con 66 personas a bordo, un hallazgo clave para saber qué ocurrió para que se estrellase. Las autoridades de Francia están reconstruyendo el trayecto del aparato, que antes de despegar de París hizo escala en Eritrea, Túnez y Egipto, y también investigan al personal de tierra del aeropuerto parisino Charles de Gaulle, para intentar esclarecer si existen vínculos entre alguno de los trabajadores y el siniestro del vuelo MS804.


Según las informaciones facilitadas por la cadena de televisión local France 3, todo el personal que se pudiera haber acercado al avión y su carga están siendo identificados para ser investigados. Asimismo, la citada cadena ha señalado que la lista de pasajeros está siendo objeto de un examen minucioso, agregando que la Gendarmería se interesará por las empresas privadas que prestan servicio al aeropuerto y la compañía egipcia.

La hipótesis del atentado

Egipto y Rusia han apuntado a un atentado terrorista, pero Francia mantiene la prudencia y su ministro de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, ha dicho que no se inclinan por ninguna hipótesis porque se desconocen las causas por las que se perdió el contacto con el aparato.
“No se privilegia ninguna hipótesis porque no tenemos ninguna indicación sobre las causas”, ha explicado en una entrevista al canal de televisión France 2 Ayrault, al ser preguntado sobre el hecho de que Egipto parezca decantarse por una acción terrorista.
Por su parte, las imágenes satélites captadas por Estados Unidos, en un examen preliminar, no muestran ningún signo de que el avión explotase en el aire, han señalado varios funcionarios norteamericanos a Reuters. No obstante, Washington prefiere esperar a avanzar en la investigación para descartar la hipótesis terrorista. Sí se sabe que justo antes de desaparecer del radar, el vuelo MS804 giró bruscamente a la izquierda 90 grados, y posteriomente volvió a girar a la derecha 360 grados (una vuelta completa). Luego perdió 8.200 metros de altura, hasta descender a los 10.000 pies, donde se le perdió la pista.
Este jueves se anunció el hallazgo de varios restos, pero esta información fue posteriormente desmentida. El ministro de Exteriores francés ha insistido en que “hay que ser prudentes” y ha destacado que “hay una cooperación total entre Egipto y Francia” para esclarecer las causas. Mientras, los familiares esperan noticias tras una jornada de angustia y especulaciones, la mayoría se ha trasladado al aeropuerto de El Cairo para recibir información de primera mano.