miércoles, 18 de mayo de 2016

Denuncian que Hugo Chávez ocultó dinero en fincas de los Kirchner

El abogado Álvaro de Lamadrid señaló que el dinero era producto del narcotráfico y de operaciones de lavado entre el Gobierno de Venezuela y el argentino

El entierro de dinero en fosas es una práctica investigada en la causa de la "ruta del dinero K", donde está imputada la expresidenta Cristina Kichner (Infobae)
El entierro de dinero en fosas es una práctica investigada en la causa de la “ruta del dinero K”, donde está imputada la expresidenta Cristina Kichner (Infobae)
El abogado venezolano Álvaro de Lamadrid denunció que alto mando político del Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez habría trasladado dinero de procedencia ilícita a las fincas de la familia Kirchner en la provincia de Santa Cruz, al sur del país.
De Lamadrid asegura que el dinero, que salía en vuelos privados desde Caracas, era enterrado en fosas ubicadas en terrenos que los Kirchner adquirieron en la provincia de Santa Cruz, a través de un testaferro.  La plata era movilizada por aire y tierra con la complicidad de la fuerza pública, señaló el abogado en una entrevista al medio venezolano El Estímulo. 


 
La justicia argentina investiga actualmente al testaferro de la familia Kirchner, Lázaro Báez, por lavado de dinero. El juez que sigue la causa  de la “ruta del dinero K”, ordenó el allanamiento de sus propiedades, entre las cuales hay grandes cantidades de hectáreas donde se habría enterrado dinero, según testimonio de testigos del caso.
De Lamadrid aseguró que mucho de la plata escondida se encuentra en El Calafate en denom inaciones de dólar y euros. “En euros, porque posee un billete de alta denominación, el de 500€, para enterrar mayor cantidad de dinero en menos volumen de billetes”, detalló.
“Yo digo, todo ese dinero que se enterró, que no se pudo lavar, se enterró para que no lo pudieran encontrar”, dijo De Lamadrid.
En febrero de 2016  De Lamadrid denunció a la exmandataria argentina Cristina Kirchner por  lavado de dinero, narcotráfico, contrabando y enriquecimiento ilícito producto de la corrupción. Además, pidió indagar los supuestos nexos y vínculos internacionales y la conexión con activos enviados desde el exterior hacia el sur de la Argentina.
De Lamadrid indicó a El Estímulo que los nexos con el Gobierno argentino continuaron tras la muerte de Hugo Chávez  con Diosdado Cabello y  Nicolás Maduro.
Los negocios, según De Lamadrid, son producto “del narcotráfico y dinero sucio” que se generaba entre ambas naciones, derivado de la corrupción, del intercambio por alimentos y la importación por parte de Argentina de fuel oil (combustible de calefacción) venezolano.
“Toda una serie de operaciones que se habían creado y que tenían una apariencia lícita, como un intercambio natural de los dos Gobiernos, pero que escondían negocios para enriquecer a estos funcionarios”, detalló.
Agregó que la durante las presidencias de los Kirchner la embajada de Argentina en Venezuela no cumplía funciones de carácter diplomático solamente.  “Era una delegación que prácticamente representaba los negocios ilícitos de los Kirchner. Yo señalé en su oportunidad lo que sucedió con la valija de Antonini Wilson, ese día encontraron una valija con 800 mil dólares, por supuesto que hubo más valijas que no encontraron, pero esa circulación de dinero se hizo de manera constante, hubo miles de vuelos que traían dinero y oro desde Venezuela”, dijo el abogado.
Indicó que Hugo Chávez visitó El Calafate de manera incógnita. “Acá hay una organización delictiva en conjunto de los altos mandos políticos de ambos Gobiernos (kirchnerista y chavista) que llevaban a cabo operaciones de lavado y de narcotráfico”, aseguró.

De Lamadrid recordó el juicio que enfrentan en Estados Unidos  los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, por delito de narcotráfico; la droga que salía desde Venezuela a Europa; y la importación de grandes cantidades de efedrina por parte de Argentina.
“El país que más precursores para la droga importó en el mundo fue Argentina, y esa droga se cocinaba acá y junto con esa organización, en la cual estaba incluida Venezuela, después la mandaban al exterior, vía África a Europa y a veces vía México”, aseveró  De Lamadrid.
Una investigación del diario Clarín en 2014, citada por El Estímulo, detallaba los contratos con sobreprecios por la compra de maíz y arroz por parte de Venezuela a empresarios argentinos. El sobreprecio habría sido de 80% a lo establecido oficialmente.
La empresa Bioart S.A habría concretado las exportaciones a Venezuela con sobreprecios luego de una reunión en la embajada de Argentina en Caracas. La compañía acumuló US$ 16.593.496  por las ventas con sobreprecio a Venezuela. Esta compañía estaba vinculada al exministro de Planificación argentino Julio De Vido.
Álvaro De Lamadrid aseguró que el gobierno de los Kirchner compró gasolina a Venezuela.
De acuerdo con la denuncia de De Lamadrid, la ex presidenta Cristina Kirchner sería la “jefa de una organización delictiva” en Argentina vinculada con el gobierno de Hugo Chávez y las FARC y que en ese contexto entra en juego la República Islámica de Irán.
De Lamadrid indicó que a la exmandataria le preocupaba que el fiscal Alberto Nisman, quien fue encontrado muerto en enero de 2015 en su casa, “pudiera hablar de otras cosas”.
“Ellos sabían por los servicios de inteligencia que podía ser de los negocios en conjunto con Irán y Venezuela, de lavado de dinero y de narcotráfico, él (Nisman) dijo que su denuncia eran la punta de un iceberg de otros negocios que se escondían, y yo estoy seguro que esas “escuchas” (intercepciones telefónicas) tenían que ver con cuestiones del narcotráfico y que excedían a su propia investigación relacionada con Irán”, dijo De Lamadrid.
Este abogado venezolano escribió un libro sobre la presunta corrupción de los gobiernos kirchneristas titulado El Pingüino Emperador, en el cual expone el modus operandi de la “malversación K” en la provincia de Santa Cruz.
Publicar un comentario