miércoles, 25 de mayo de 2016

Economía mixta

 
¿Qué es una economía mixta, y por qué es inherentemente destructiva?
Hace ya mucho tiempo que no somos un sistema capitalista: somos una economía mixta, es decir, una mezcla de capitalismo y estatismo, de libertad y controles. Una economía mixta es un país en proceso de desintegración, una guerra civil de grupos de presión saqueando y devorándose unos a los otros.
# # #
Una economía mixta es una mezcla de libertad y controles — sin principios, normas, o teorías que definan ni la una ni los otros. Dado que la implementación de controles exige y conduce a controles adicionales, es una mezcla inestable y explosiva que, en última instancia, tiene que acabar derogando los controles o acabar en el colapso de una dictadura. Una economía mixta no tiene principios que definan sus políticas, sus objetivos, sus leyes – ni principios que limiten el poder de su gobierno.

El problema con el concepto ” libertario “

libertario concepto 
A mucha gente le parece increíble que tanto Ayn Rand como los Objetivistas actuales se opongan a ser llamados “libertarios”. “Claro que sois libertarios, lo admitáis o no”, nos dicen; “un libertario es alguien que cree que lo único que debe hacer el gobierno es proteger a las personas contra la agresión, suponiendo que debiera existir el gobierno, y Objetivismo afirma que la única función legítima del gobierno es proteger los derechos individuales, lo cual equivale a proteger contra la agresión; así que, por definición, todos los Objetivistas son libertarios (aunque, por supuesto, no todos los libertarios sean Objetivistas)”.

Libertarios

libertarios reagan 
Para dejar constancia de ello, repetiré lo que ya he dicho muchas veces antes: no me uno a ninguno de ellos ni apruebo ningún grupo o movimiento político. Más concretamente, desapruebo, no estoy de acuerdo, y no tengo ninguna conexión con la última aberración de algunos conservadores, los llamados “hippies de la derecha”, que tratan de seducir a los más jóvenes o más descuidados de mis lectores, alegando ser a la vez seguidores de mi filosofía y defensores del anarquismo. Quien ofrezca esa combinación está confesando su incapacidad para entender ambas ideas. El anarquismo es la noción más irracional y anti-intelectual jamás fraguada por algunos marginales – limitados por lo concreto, ignorantes del contexto, adoradores de caprichos – del movimiento colectivista, que es donde esa noción realmente pertenece.
+ + +


Protestar bloqueando calles es irracional e inmoral

protesta 
La moda argentina de protestar bloqueando las calles es irracional y viola los derechos individuales.
Muchas cosas forman parte del paisaje típico argentino: el mate, el tango, los cafés en cada esquina. Pero en las últimas décadas se ha agregado una más: el bloqueo de la vía pública como forma de protesta. Es normal para un residente en cualquier ciudad del país encontrar que la vía pública por la que pretende circular está bloqueada, y tener que cambiar su recorrido o resignarse a esperar durante horas hasta que cese la situación. 

Liberalizar el comercio crea riqueza: datos contra el populismo antiglobalización


El debate sobre el TTIP ha incendiando la actualidad europea, precisamente coincidiendo con el auge del populismo antimercado en el Viejo Continente y con el "fenómeno político" en el que se han convertido Donald Trump y Bernie Sanders en EEUU. Hay razones para el pesimismo: como explica Diego Zuluaga, colaborador de Civismo y analista del Institute of Economic Affairs, es posible que el TTIP ni siquiera llegue a convertirse en una realidad.
En España, a pesar del ruido que está generando este debate, sabemos bien que participar en mercados más integrados conduce a un mayor nivel de riqueza. Al fin y al cabo, el Mercado Único que instauró la Unión Europea en 1992 ha aumentado el PIB de los países miembros en 230.000 millones de euros, creando millones de nuevos empleos y aumentando la renta media de los ciudadanos del Viejo Continente en más de 500 euros.


El capital riesgo ha sido fundamental para conectar a los emprendedores estadounidenses con inversores dispuestos a apoyar sus proyectos.

 
Los impuestos juegan un papel significativo a la hora de moldear el desarrollo de las empresas. El ámbito del capital riesgo es especialmente sensible a la presión tributaria. Dicho sector canaliza inversiones a través de operaciones financieras que inyectan capital a nuevos proyectos empresariales que resultan atractivos por su potencial de crecimiento.
Tino Sanandaji ha repasado la evolución del capital riesgo en EEUU, donde podemos comprobar la importancia de los impuestos a la hora de estimular este tipo de inversiones. Así, en la década de 1970, cuando el impuesto aplicado a las rentas del capital rondaba el 40%, las inversiones de este tipo eran muy reducidas: apenas alcanzaban el 0,03% del PIB.


Publicar un comentario