miércoles, 11 de mayo de 2016

Gertrude B. Kelly: Una feminista olvidada


Wendy McElroy

La preocupación del feminismo contemporáneo por su pasado colectivista ha servido para silenciar las voces de las pioneras mujeres individualistas. Un ejemplo perfecto es el de la Dra. Gertrude B. Kelly (1862–1934), cuyas contribuciones a los derechos de las mujeres son largamente olvidadas.
Como la gran mayoría de las primeras feministas individualistas, Kelly insistía respecto de que la autonomía y la responsabilidad individual constituían los pilares del orden social y de la cooperación, y que ambas evolucionarían naturalmente bajo condiciones de libertad. En cualquier ocasión en la cual un grupo de personas-por ejemplo, un gobierno o un sindicato de trabajadores—emplease la fuerza a fin de imponer sus objetivos sobre los individuos, el orden social y la cooperación desaparecerían. Entonces, el único método mediante el cual una auténtica sociedad podía ser construida era el de devolverle el poder al individuo.


Publicar un comentario