martes, 3 de mayo de 2016

Impuestos de rico



JAQUE MATE / Sergio Sarmiento
"Un impuesto progresivo al ingreso significa esto: entre más trabajas, más se te castiga".

Will Spencer


 Ayer, última fecha para la declaración anual del impuesto sobre la renta, fue un día de angustia para una mujer trabajadora y cumplida. No es una persona rica, sino alguien que ha duplicado sus tiempos de trabajo para sacar adelante a sus hijas. El gobierno mexicano, sin embargo, castiga a quien comete el pecado de trabajar más.

Esta mujer trabaja en una empresa que hace años dejó de dar aumentos salariales. Ahí recibe un ingreso de 16,204.50 mensuales. Como esta cantidad ya no le permitía solventar sus gastos, obtuvo un trabajo adicional, que puede coordinar con el horario del primero, pero que la obliga a estar disponible a cualquier hora del día e incluso los fines de semana. El salario adicional es de 28,800 pesos mensuales. Juntos los dos trabajos le han dado un ingreso antes de impuestos de 45,004.50 mensuales.

En estos dos empleos se le retienen 7,585.33 pesos al mes, 16.85 por ciento de su ingreso mensual. Pero como los ingresos se acumulan, y la "reforma fiscal" del presidente Peña Nieto eliminó casi todas las deducciones personales, al finalizar el año tiene una diferencia por pagar de 26,840 pesos. Para ella es un golpe enorme.

En el cálculo anual sus salarios gravados se elevan a 540,055.00 pesos. Le han retenido 91,024 pesos. Pero su cuenta de ISR asciende a 117,864 pesos, o 21.8 por ciento. Según las tablas del artículo 177 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, esta mujer está pagando ya una tasa de 30 por ciento sobre los ingresos excedentes a 32,3763.83 pesos mensuales. En otras palabras, está pagando un impuesto de rico.

Los 45 mil pesos mensuales de su ingreso equivaldrían a unos 2,570 dólares al mes. Con este ingreso una jefa de familia en Estados Unidos tiene un deducible de 9,250 dólares al año, por lo que no paga nada. Sobre lo que resta, cubriría un impuesto de 10 por ciento sobre los primeros 1,845 dólares mensuales. Como el ingreso está por debajo del nivel de pobreza en la Unión Americana, los subsidios a los que tendría derecho son mayores que el impuesto.

En México esta mujer que paga impuesto de rico no obtiene ningún servicio a cambio. El gobierno no le da seguridad ni justicia. Ella tiene que pagar escuelas privadas para sus hijas y cubrir de su bolsillo sus gastos médicos, los cuales, gracias a la reforma fiscal, no puede deducir más que en una mínima cantidad.

¿Por qué paga tanto? Porque tiene que compensar lo que no cubre el 60 por ciento de los trabajadores que están en la economía informal o lo de quienes reciben un trato especial por ser miembros de un sindicato o de una organización política. Los spots políticos dicen que con sus impuestos está contribuyendo a construir una sociedad más próspera y equitativa, pero ella sabe que se utilizan para sostener burocracias. Aunque el gasto para combatir la pobreza aumenta todos los años, la pobreza aumenta.

México vive un momento de mal humor social. Lo reconoció el propio presidente Peña Nieto. A la mayoría de los mexicanos les va cada vez peor o están estancados. Las clases medias que hacen esfuerzos por salir adelante y trabajan más son castigadas fiscalmente y terminan pagando impuestos de rico.

Por eso los mexicanos están insatisfechos. Los políticos, en cambio, están contentos. El aumento de impuestos ha llevado a alzas en los ingresos tributarios de 6.1 por ciento real en 2014, 27.2 por ciento en 2015 y 6.1 por ciento otra vez en el primer trimestre de 2016. Por eso, porque ellos sí tienen más dinero, los políticos no entienden el malestar de los ciudadanos. Para una mujer que paga impuestos de rico por trabajar el doble, y no recibe ningún servicio del gobierno, hay buenas razones para estar molesta.

· CONTINGENCIA

Una vez más se comprueba que el Hoy no Circula no funciona. Hoy nuevamente hay contingencia ambiental en la Ciudad de México a pesar de que ayer no circularon 1.3 millones de vehículos. Duplicar una medida que no funciona es padecer de un severo caso de estupidez.


@SergioSarmiento
 

Publicar un comentario