jueves, 12 de mayo de 2016

La no muy secreta red financiera de Estado Islámico


Más de un año de ataques aéreos y sanciones financieras dirigidas por Estados Unidos no han impedido a Estado Islámico adquirir provisiones para sus combatientes, importar alimentos para la población civil o lograr ganancias rápidas con el arbitraje de divisas.
Esto se debe a hombres como Abu Omar, uno de los banqueros de facto del grupo militante islámico. Este empresario iraquí es parte de una red financiera que ha funcionado durante décadas en el norte y centro de Irak para facilitar las transferencias de dinero y la financiación de muchos comerciantes locales que evitan los bancos convencionales.
Cuando Estado Islámico tomó control de esta región en 2014, le hizo a Omar una oferta que éste decidió no rechazar: podía conservar su negocio si aceptaba manejar el dinero del grupo terrorista más rico del mundo.


El dólar es el eslabón débil del alza de los mercados emergentes

 
Por Ira Iosebashvili, Chelsey Dulaney y Christopher Whittal
Las fuertes alzas de las acciones, las materias primas y los mercados emergentes en los últimos tres meses tienen un importante hilo en común: la caída del dólar. Es un tema que genera creciente ansiedad entre los inversionistas que creen que puede ser el eslabón más débil.
El dólar acumula un descenso de 4,5% este año y se ubica en sus niveles más bajos en un año frente a una canasta de monedas, mientras otras inversiones se han disparado. Los precios del crudo de referencia en Estados Unidos, por ejemplo, han subido 69% desde los mínimos de febrero. La cotización del oro creció 16,5% en el primer trimestre, su mejor desempeño en tres décadas. Y las acciones, bonos y monedas de las economías emergentes han registrado avances de dos dígitos en 2016.


Las lecciones de nuestra guerra de bonos con Argentina


PAUL SINGER
El 22 de abril, cuando la República Argentina completó su acuerdo con los mayores tenedores de bonos impagos desde el default de más de US$80.000 millones de 2001, un capítulo único en la historia del mercado internacional de bonos llegó a su fin. Elliott Management, la empresa que fundé y que administro, era uno de esos titulares, con bonos adquiridos antes y después de aquella cesación de pagos.
Ríos de tinta han corrido sobre las lecciones que deberían sacarse de esta saga de 15 años para mejorar el proceso de reestructuración de deuda soberana. Ahora que este capítulo está por terminar, nos gustaría añadir nuestra perspectiva al debate.


Los votantes de Trump no son tan irracionales

Poco antes de las elecciones primarias del 3 de mayo en Indiana, el video de un seguidor de Donald Trump abordando a Ted Cruz se volvió viral. En medio de una multitud de seguidores de Trump que gritaban que “los políticos de carrera han matado a Estados Unidos”, el senador por Texas trató infructuosamente de debatir con el hombre. Después de varios intentos por discutir los antecedentes de Trump, finalmente se rindió y le dijo al hombre que Trump lo estaba usando, y agregó: “Hágase esta pregunta… ¿por qué [cree usted que] los medios de comunicación quieren tan desesperadamente que Donald Trump sea el candidato republicano?” El seguidor de Trump (quien según informes ha gozado de US$2.000 millones en cobertura televisiva gratis) le respondió: “Te han respaldado a ti cada vez que pudieron”.


Economía mixta

 
¿Qué es una economía mixta, y por qué es inherentemente destructiva?

Hace ya mucho tiempo que no somos un sistema capitalista: somos una economía mixta, es decir, una mezcla de capitalismo y estatismo, de libertad y controles. Una economía mixta es un país en proceso de desintegración, una guerra civil de grupos de presión saqueando y devorándose unos a los otros.
# # #
Una economía mixta es una mezcla de libertad y controles — sin principios, normas, o teorías que definan ni la una ni los otros. Dado que la implementación de controles exige y conduce a controles adicionales, es una mezcla inestable y explosiva que, en última instancia, tiene que acabar derogando los controles o acabar en el colapso de una dictadura. Una economía mixta no tiene principios que definan sus políticas, sus objetivos, sus leyes – ni principios que limiten el poder de su gobierno. 
Publicar un comentario