lunes, 9 de mayo de 2016

Ley lleva a unas 125 empresas a analizar su salida de Guatemala

Más de 1.500 empleos podrían perderse y al menos US$80 millones dejaría de percibir el país centroamericano si se retiran 125 empresas afectadas

zonas francas de Guatemala
Fabricantes de ropa y otros artículos que se producen en zonas francas amenazan con retirarse de Guatemala. (La Prensa)
El artículo 41 de la Ley Emergente para la Conservación del Empleo, vigente desde el 31 de marzo de 2016, especifica que no podrá producirse o comercializarse desde las zonas francas, ni desarrollarse 43 actividades, entre ellas, farmacéuticos, cosméticos, plásticos y maquinaria, entre otros. Los inconvenientes provocados por la falta de certeza certeza jurídica han detenido pedidos de mercancías y en algunos casos, las empresas se encuentran inmovilizadas a la espera de los reglamentos de dicha ley.
René Castañeda, representante de la Asociación de Zonas Francas Privadas, afirmó que la situación los está llevando a cerrar sus operaciones y abandonar el país.


Impacto para Guatemala

Casi la mitad de las empresas que operan dentro de las zonas francas de Guatemala se ven afectadas. (Prensa Libre)
Casi la mitad de las empresas que operan dentro de las zonas francas se ven afectadas. (Prensa Libre)
Castañeda explicó que solo una de las zonas francas tiene una inversión de US$14 millones, por lo que la salida de capitales impactaría en la productividad del país.
El Decreto 19-2016 modificó los Decretos 29-89 y 65-89, Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila y Ley de Zonas Francas, respectivamente.
El Ministerio de Economía (Mineco) debe elaborar propuestas de reglamentos para la aplicación de los cambios de estas leyes, en los que ya trabajan, según comunicado del ministerio, pero que el listado emitido por el Legislativo no puede ser modificado.
Juan Francisco Letona, encargado de operaciones de Direca, distribuidora de productos farmaceúticos para distintos laboratorios internacionales, expresó que la ley los impactó de manera importante.
“La ley no puede tener efectos reatroactivos y si una empresa ya tenía los derechos adquiridos no se los deberían quitar. Lo que queda es modificar eso en el reglamento que están haciendo”, dijo Letona.

Direca despediría a 72 personas y ya buscan otro destino, aseguró Letona, porque hay zonas francas en Nicaragua, El Salvador y Panamá, que ofrecen certeza jurídica y cuentan con una ley que brinda beneficios.
Jeniee Seo, gerente de Administración, de Plastic Uni, empresa coreana que fabrica bolsas plásticas para empaque, apuntó que sus clientes, exportadores de vestuario, tienen atrasados los envíos al exterior, ya que ellos no están produciendo. “Son 200 empleos los que se perderían, porque los directivos piensan migrar”, dijo Seo.
Fuente: Prensa Libre.
Publicar un comentario