jueves, 12 de mayo de 2016

Los gobiernos no crean prosperidad

 
Los políticos dicen que crean puestos de trabajo, pero realmente no es así. O más bien, raramente crean puestos de trabajo productivos. El gobierno no tiene dinero propio. Lo único que hace es tomar recursos de un grupo y dárselos a otro. Los faraones podrían haber alegado que crearon trabajo cuando ordenaron construir las pirámides, pero piensa cuánto más ricos (y libres) habrían sido los egipcios si se les hubiese permitido perseguir sus propios intereses.
Son los individuos en el mercado los que crean verdaderos puestos de trabajo, siempre que sus vidas y su propiedad estén protegidas por la ley.

Gobierno Limitado

 
Para que los individuos puedan beneficiarse de vivir en comunidad, esos individuos requieren una sociedad que respete los derechos individuales. La única finalidad del gobierno es proteger estos derechos. Un gobierno posee el monopolio legal sobre el uso de la fuerza, la cual debe usar sólo en represalia contra aquellos que inician la fuerza. El gobierno protege los derechos individuales al poner el uso de la fuerza en represalia bajo un control objetivo. Para llevar a cabo esta misión, el gobierno de un país libre realiza tres funciones básicas: la policía, el ejército y el sistema judicial; ese gobierno no regula a sus ciudadanos, ni les proporciona un “colchón de seguridad” social, ni trata de influenciar su conducta de ninguna forma.

Obama, inmigración, y la Constitución

Obama inmigracion constitucion
Como habrás oído en las noticias, el presidente Obama ha tomado la decisión unilateral de negarse a ejecutar ciertas disposiciones de la ley de inmigración de Estados Unidos. Aunque yo me opongo a esas leyes, he de concluir que está completamente errado el que el Presidente, en efecto, asuma la tarea del Congreso y haga lo que le venga en gana.
Aplicar las leyes de forma selectiva equivale a que no haya leyes. Hitler podría haber acabado con los judíos simplemente anunciando que no procesaría a nadie que matara a un judío.


El gobierno *es* el problema

 
Diez minutos después de ser elegido presidente, Ronald Reagan declaró: “El gobierno no es la solución a nuestro problema, el gobierno *es* el problema”.
Rechazando de esa forma retórica la premisa básica de la Gran Sociedad y el New Deal americano, inmediatamente puso manos a la obra, atacando sus raíces con una radical reducción de impuestos, una desregulación masiva, un enfrentamiento frontal contra el sindicalismo (arrollando a los controladores aéreos por hacer una huelga ilegal) y tratando de contener el crecimiento del gobierno (lo cual consiguió sólo en parte).
Como es de esperar, mucho se ha escrito y se escribirá sobre estas elecciones presidenciales en USA. En uno de esos escritos, Charles Krauthammer argumenta que Obama está tratando de continuar revirtiendo el consenso conservador iniciado por Ronald Reagan.

El fraude fiscal NO ES FRAUDE

fraude fiscal muro de berlin 
El “ fraude fiscal ” – ese acto supuestamente malvado, cometido por individuos o empresas contra la administración tributaria, el acto de tratar de evadir impuestos – es un anti-concepto usado tanto por políticos como por intelectuales de izquierdas para impunemente castigar, con multas o penas de cárcel, a quienes se sienten culpables por tratar de proteger sus bienes y su propiedad.
La definición correcta de fraude es “obtener valores materiales sin el consentimiento de su dueño, bajo engaño o con falsas promesas”; fraude implica el uso indirecto de la fuerza física, implica una violación de los derechos de otro.

Altruismo y Capitalismo son incompatibles

“Según el altruismo, debemos vivir por los demás, y deberíamos basar la sociedad en ese principio. El resultado final consistente con esa moralidad es una dictadura totalitaria, ya sea comunista o fascista”.
+ + +
(Del libro Objectively Speaking – Ayn Rand Interviewed). Respuestas de Ayn Rand a varias preguntas sobre Capitalismo y Altruismo.
+ + +
Entrevistador: Usted dice que va contra nuestros instintos el actuar altruísticamente, pero ¿no depende el capitalismo laissez-faire – la filosofía de Adam Smith, que usted defiende – de que un hombre de negocios le haga una exposición correcta de su producto al consumidor? ¿No hay contradicción entre su oposición al altruismo y un empresario que no engañe a sus clientes siempre que tenga la oportunidad de hacerlo?

Salario mínimo vs. Realidad

salario minimo 
¿Por qué está la izquierda obsesionada con aumentar el salario mínimo? En cualquier oportunidad, desde el discurso del estado de la Unión de Obama a la columna de Paul Krugman en el New York Times, los izquierdistas defienden apasionadamente ese aumento. Los últimos ejemplos son los esfuerzos que han hecho los demócratas del Senado para subir el salario mínimo a $10.10, el que el gobernador de Maryland lo subiera de hecho en su estado, y recientemente el que la ciudad de Seattle lo subiera a $15.00, el más alto del país. Ciertamente los izquierdistas son conscientes del daño que cualquier salario mínimo (especialmente si es alto) le causa precisamente a la gente a la que pretenden ayudar.
De hecho, sabemos que sí son conscientes de ello.

La Naturaleza del Dinero

 
Discurso de
Francisco d´Anconia
en Atlas Shrugged
¿Así que creéis que el dinero es el origen de toda maldad? dijo Francisco d’Anconia.
¿Alguna vez os habéis preguntado cuál es el origen del dinero? El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que existan bienes producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio que los hombres que desean tratar entre sí deben hacerlo por intercambio y dando valor por valor. El dinero no es el instrumento de mendigos que claman tu producto con lágrimas, ni el de saqueadores que te lo quitan por la fuerza. El dinero lo hacen posible sólo los hombres que producen. ¿Es eso lo que consideráis malvado?

” 500 euros menos de libertad “

500 euros menos de libertad cadenas fuego 
Hace tan sólo unas décadas, los billetes de dólar americanos – y el dinero de papel en general – eran “pagarés”, o sea, eran considerados recibos que la gente usaba por comodidad pero que podían ser intercambiados en cualquier momento por su referente, por algo con valor objetivo. El oro – el oro físico – era lo que respaldaba a esos “bank notes”.
Hoy día esos papeles no están respaldados por nada. Los gobiernos de todos los países nos obligan a usarlos para pagar deudas e impuestos, lo cual de hecho hacemos, pero los billetes en sí no tienen ningún valor intrínseco ni representan un pagaré por nada.
Publicar un comentario