sábado, 7 de mayo de 2016

Los mercados libres no necesitan tipos negativos de interés

European Central Bank
Martin Wolf, director asociado y comentarista jefe de economía en el Financial Times, parece haber olvidado la naturaleza de los tipos de interés y su papel coordinador. Según él, no hay que culpar a los bancos centrales por la persistencia de tipos de interés bajos o negativos. Escribe: “Debemos considerar los tipos ultrabajos como síntoma de nuestra enfermedad, no como su causa”.
Wolf continúa afirmando que “los tipos negativos de interés no son culpa de los bancos centrales”. Es difícil ver cómo puede justificar Wolf esta afirmación. Nunca bajo el patrón oro, nunca bajo los sistemas de banca libre ni nunca en una economía de libre mercado han sido negativos los tipos de interés. De hecho, el tipo de interés en el mercado no intervenido refleja el tipo social de preferencia temporal, es el “precio del tiempo”. Y como es una ley universal de la acción humana que la preferencia temporal deber ser siempre positiva, no es posible que los tipos de interés sean negativos en el mercado libre.


¿Es Trump una amenaza mayor para Wall Street que Sanders?


Y solo quedó uno.
Demostrando de nuevo que los apoyos de celebridades y deportistas son más importantes que los de los políticos, Donald Trump dominó las primarias de Indiana, dando lugar al final oficial de las campañas de Ted Cruz y John Kasich. Aunque su victoria signifique que el dolor de cabeza de la marca Trump continúe en los pasillos del poder en Washington DC, quizá no haya ningún área del país que tenga más que preocuparse por un presidente Donald Trump que Wall Street. De hecho, a pesar de la retórica de Bernie Sanders, el otro vencedor de Indiana, Wall Street probablemente preferiría “Feel the Bern” a “Make America Great Again”.


Cómo los impuestos matan el emprendimiento

 
[Extraído de La acción humana]
Una mentira popular considera al benéfico emprendedor como una recompensa por la toma de riesgos. Mira el emprendedor como un jugador que invierte en lotería después de haber valorado las posibilidades favorables de ganar u premio frente a las posibilidades desfavorables de perder su inversión. Esta opinión e manifiesta más claramente en la descripción de las transacciones de la bolsa como una especie de juego de apuesta. Desde el punto de vista de esta fábula extendida, el mal causado por los impuestos confiscatorios consiste en que desordena la relación entre las posibilidades favorables y desfavorables in la lotería. Los premios bajan, mientras que los riesgos desfavorables permanecen sin cambios. Así que los capitalistas y emprendedores se ven desanimado para embarcarse en aventuras arriesgadas.


¿Brasil o Finlandia?

Juan Carlos Hidalgo analiza la crisis brasileña ante la propuesta de aumentar impuestos y gasto público costarricenses para asemejarse más a países desarollados.
Juan Carlos Hidalgo es Analista de Políticas Públicas para América Latina del Cato Institute.
Si le creemos a más de un comentarista, para convertirnos en una nación próspera e igualitaria –como Finlandia u otra de la OCDE– basta con pagar más impuestos. Para ello, insisten en comparar la carga tributaria y el gasto público de Costa Rica con los promedios de ese club de países mayormente desarrollados. La prescripción es clara: hay que darle más plata al Estado.
El error fundamental de dicho análisis es que ignora por completo nuestro contexto institucional. Por eso resulta pertinente repasar el aleccionador caso de Brasil, que hasta hace poco era el faro ideológico de la socialdemocracia criolla, pero que hoy se encuentra sumergido en su peor crisis económica en casi un siglo –a la que se le suma un enorme escándalo de corrupción que ha salpicado a gran parte de la clase política–.


La farsa del salario mínimo y las supuestas conquistas sociales

Yamila Feccia analiza las consecuencias del aumento de los salarios mínimos y compara el desempeño de países en esta materia.
Yamila Feccia es Licenciada en Economía por la Universidad Nacional de Rosario, con experiencia en análisis y desarrollo de variables económicas. Investigadora de Fundación Libertad, con un enfoque propio y particular, claramente direccionado a lo macroeconómico.
En muchos países con economías inestables, como la de Argentina o Venezuela, la fijación de salarios mínimos funciona como termómetro de la inflación. Y cada vez son más los políticos y sindicalistas que enarbolan sus méritos a través de mayores conquistas sociales. Existe una creencia popular y conveniente de que el incremento de salarios mínimos ayuda a los trabajadores de bajos salarios y que establece lo que el Estado considera un “salario justo”. Ahora bien, ¿se puede afirmar que este tipo de conquistas sociales son un robo descarado a los más pobres y que la solución que aportan los gobiernos al problema es tan mala como el problema en sí mismo?


El derecho de los trabajadores: la libertad laboral

Juan Ramón Rallo explica cómo más regulaciones en el mercado laboral atentan contra las personas que todavía se encuentran desempleadas al encarecer los costos de contratación.
Juan Ramón Rallo es Director del Instituto Juan de Mariana (España) y columnista de ElCato.org. Juan Ramón obtuvo el tercer lugar en nuestro primer concurso de ensayos, Voces de Libertad 2008.
El Día de los Trabajadores suele considerarse una jornada para reivindicar el conflicto social intrínseco a toda relación laboral: una jornada en la que los sindicatos y los partidos políticos obreristas se erigen como representantes de los intereses comunes del proletariado frente a los opuestos de la clase capitalista. Según se proclama, el Estado debería reforzar los “derechos” de los trabajadores, entendiendo por tales incrementos regulatorios de los salarios, reducción de las jornadas laborales, restricción de las posibilidades de despido o aumento del poder de los representantes de los trabajadores dentro de la empresa.


Crecimiento agotador

Macario Schettino señala las claves para lograr el camino hacia un crecimiento económico sólido.
Macario Schettino es profesor de la División de Humanidades y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey, en la ciudad de México y colaborador editorial y financiero de El Universal (México).
El crecimiento económico, a veces llamado desarrollo, para darle cierta dimensión social, se convirtió en un objetivo de todas las naciones durante el siglo XX, y especialmente después de la II Guerra Mundial. En los ciento cincuenta años previos, un pequeño grupo de países había crecido de forma espectacular, dejando detrás a los demás, que si bien crecieron, no alcanzaron el ritmo de los primeros. Queriendo copiar ese éxito, la primera receta fue invertir en grandes cantidades, porque se supuso que ésa era la causa del crecimiento. Tan sólo un par de países lograron tener éxito con este camino: Japón y Corea. Podría uno sumar Singapur y Hong Kong a los países que lograron crecer, pero ambos desde una situación muy especial, iniciando por su condición de ciudades.


Doble indemnización: divorciarse es más barato

Gustavo Lazzari analiza cómo el proyecto de doble indemnización encarecería los costos de contratación a tal punto que divorciarse una vez al año por una década sería más barato que contratar diez empleados por diez años.
Gustavo Lazzari es Economista de la Fundación Libertad y Progreso (Argentina).
Además de aumentar los costos laborales y reducir, por tanto, la demanda de trabajo, el proyecto de la doble indemnización es ridículo. Es ridículo porque lleva a extremos insostenibles.
Si se aprobara el proyecto por el cual las empresas deberán duplicar los montos indemnizatorios en caso de despidos durante los 180 días después de la sanción nuestro país llegará al ridículo que diez divorcios consecutivos sea más barato que pagar las indemnizaciones.
Hagamos un supuesto doble.


Visiones erradas de la libertad

Estatua de la Libertad
En las palabras de Chesterton a través de su personaje Gabriel Gale en El Poeta y los Lunáticos:
Eso me llevó a pensar que el hecho de ser uno mismo, lo que supone ser libre, es en el fondo la limitación de uno mismo… Sí, mis queridos amigos; estamos limitados por nuestros cuerpos y por nuestras mentes; si nos evadimos de ellos, dejamos de ser nosotros mismos, incluso dejamos de ser, sin más.
Continuando con la discusión y análisis de lo que es libertad, en nuestro mundo moderno existe dos teorías políticas que han distorsionado lo que verdadera libertad es, una es la visión de los progresistas y la otra es la de los libertarios.


El cineasta y el capitalismo

Alejandro González Iñárritu, director de "El Renacido"
Alejandro González Iñárritu, director de “El Renacido”
Mi amigo el destacado periodista canario Antonio Salazar llamó mi atención hacia una entrevista en El Semanal de ABC con Alejandro González Iñárritu, el premiado director mexicano de El Renacido.
La incapacidad del director para entender la creación de riqueza lo hace incurrir en los tópicos antiliberales al uso, empezando por el del agotamiento de los recursos ya a principios del siglo XIX, cuando transcurre la aventura de Hugh Glass, un héroe, pero que para el director debió de ser un malvado, porque era un cazador: “Mientras las mujeres lucían sombreros de piel en Europa, aquí se producía un auténtico exterminio animal”. Pero cazar no es igual a exterminar: hay que analizar con cuidado para ver cuándo son sinónimos, y eso suele ocurrir cuando las instituciones del capitalismo no existen o son quebrantadas, en particular la propiedad privada y los contratos voluntarios. Si ellas se mantienen, los cazadores no exterminan lo que cazan, porque los llevaría a la ruina.


La opresión del Estado y su dictadura fiscal

Impuestos
Hoy en Occidente creemos que sólo son genuinas democracias las nuestras. Y sin embargo hay algo en ellas que no tiene nada de democrático, como es el modo en que se recaudan los impuestos. Bajo el pretexto de ser necesarios para pagar las pensiones, la sanidad y la educación, se cometen los más ignominiosos atropellos sin que nadie se oponga, porque la mayor parte de los ciudadanos cree, aunque en muchos casos no sea verdad, que son beneficiarios netos del sistema. Hoy es más fácil ingresar en prisión preventiva sin fianza por ser acusado de delito fiscal que por serlo de estafa, apropiación indebida o alzamiento de bienes. Y es un disparate.


Terrorismo en América Latina: Parte II

Terrorismo Chile
Ha ocurrido en Chile, que autoridades al igual de lo que sucedió en el Perú, han identificado las acciones violentas de la Araucanía solamente como delictuales cometiéndose el grave error de omitir el propósito y el efecto deseado de quienes los cometen y finalmente, el impacto o repercusión que tienen en los grupos afectados. Por ejemplo, a simple vista quemar iglesias (católicas o evangélicas) no tiene como fin el hecho delictual de robarse la biblia, cáliz, los candelabros o las limosnas sino que de provocar miedo y tomar represalias contra la fieles que acuden y la institución que administra a estas iglesias.


Terrorismo en América Latina: Parte I

Terrorismo - Colombia
Todos los países que sufren el terrorismo, también pasaron por etapas previas sin tomar las medidas de prevención ya que determinar cuándo es terrorismo y convencerse de que el fenómeno es complejo. Esta sentencia debe estar presente siempre cuando observamos acciones violentas destinadas a atemorizar a la población o a parte de ella. El terrorismo en cualquiera de sus formas es un fenómeno mundial que se esparce como el aceite y que si no se toman las acciones a tiempo después se hace incontrolable.


Publicar un comentario