lunes, 9 de mayo de 2016

Venezuela y su estatal petrolera PDVSA están al borde de la quiebra

Según especialistas, la grave crisis económica pone al Gobierno en una disyuntiva, "o paga sus deudas o mantiene sus programas sociales"

default
En Venezuela están dadas las condiciones para que la crisis económica empeore. El precio del petróleo se encuentra debajo de los 30 dólares, el PIB en cifras alarmantes y la confianza internacional es cada vez menor. (NotiHoy)
Economistas aseguran que Venezuela no podrá pagar las deudas externas y caerá en inminente default como consecuencia de la contracción acumulada y la fuerte recesión.
Este miércoles 20 de enero la reconocida revista de economía Forbes publicó un artículo en el cual asegura que en el país suramericano están dadas todas las condiciones para que la crisis económica empeore, debido a que los precios del petróleo se encuentra por debajo de los 30 dólares, el Producto Interno Bruto se encuentra en cifras alarmantes y la confianza internacional cada vez es menor.
Alejandro Arreaza, analista de Barclays Capital, aseveró a Forbes que la petrolera estatal PDVSA junto con el Gobierno venezolano “van a la quiebra”, pues el Ejecutivo deberá usar 90% de sus ingresos por exportaciones petroleras para cubrir la deuda con sus acreedores locales y extranjeros, por lo que no podría cumplir con sus obligaciones internas.



De acuerdo con la revista, las reservas de divisas de ese país se encuentran en su cifra más baja, en el primer trimestre de 2015 estaban en alrededor de US$ 20.000 millones, pero a finales de noviembre bajaron a solo US$ 14.000 millones.
Del mismo modo, los activos netos también han disminuido a cerca de US$ 24.000 millones, aproximadamente US$ 10.000 millones menos que hace un año.
Según especialistas, toda esta situación pone a Venezuela en una disyuntiva porque “o el Gobierno paga sus deudas o mantiene sus programas sociales”.
El economista venezolano Luis Oliveros explicó a PanAm Post que el Gobierno de Nicolás Maduro caerá en default una vez que deje de pagar sus deudas externas, como bonos de la República o de PDVSA. “Si el Gobierno tiene compromisos de pagos de deuda externa debe cumplirlos, en cuanto no lo haga automáticamente entra en default”, señaló.

Un Gobierno sin previsiones

Oliveros señaló que el Gobierno no ahorró cuando tuvo la bonanza petrolera, no fortaleció las reservas internacionales, y no creó un mecanismo de ahorro, razón por la cual “Venezuela está viviendo la crisis más grave de su historia, y puede empeorar”.
El especialista advirtió que Venezuela tiene que enfrentar con un precio de petróleo a US$ 30, un déficit de divisas cercano a los US$ 30 mil millones, y el pago de su deuda externa es de US$10.400 o Us$10.500 millones, lo que según Oliveros significa 70% de las reservas internacionales.
El economista venezolano, Ronald Balza, dijo a PanAm Post que las posibilidades de default en Venezuela son altas desde hace dos años, y explicó que en ese tiempo el precio del petróleo no estaba tan bajo, las reservas internacionales no habían caído tanto, y todavía se esperaba que el Gobierno efectuara correcciones.
Dijo que actualmente el país suramericano se encuentra en condiciones mucho peores porque cada vez queda menos dinero: ” La probabilidad de que el Gobierno no pague es muy alta y el costo de endeudarse será altísimo; la desconfianza es muy grande”, señaló.
Si el Gobierno de Nicolás Maduro dejara de pagar sus deudas, para Venezuela sería complicado acceder a mercados internacionales y lograr importaciones; además podría enfrentar graves problemas judiciales.
Oliveros explicó que algunos tribunales o tenedores de bonos podrían demandar a la nación por un retraso de los pagos, “podrían pedir de repente que algún buque petrolero venezolano, un buque que traiga comida, medicinas, o cualquier otro producto, sea embargado”, aseveró.
El especialista agregó que para salir de esta situación es necesario que el Gobierno venezolano decida sentarse con los acreedores y negociar, que además tome medidas como hacer cambios en la industria petrolera, ajustar el precio de la gasolina, racionalizar el gasto público y que entienda que acudir al Fondo Monetario Internacional “no necesariamente es una mala decisión”.
“Pareciera que el Gobierno no quiere mejorar la situación, si el Gobierno tuviera la intensión de hacerlo no nombrara a gente de tan poco conocimiento económico para llevar las riendas de la economía del país (…) pensar que Luis Salas, Pérez Abad, o Jesus Farías van a mejorar la crisis es utópico”, sentenció.
Agregó que hasta ahora el Gobierno no ha tomado ninguna medida de calidad por lo que la crisis se va a profundizar.

Ministros se niegan a comparecer

A raíz de que el pasado 15 de enero el Gobierno venezolano emitiera un Decreto de Emergencia Económica, —en el cual se adjudica por ejemplo, la posibilidad de requerir bienes tanto de empresas públicas como privadas y de limitar los ingresos y egresos de los venezolanos— la Asamblea Nacional convocó a los ministros en la materia para conocer a profundidad su contenido y discutir el documento entregado por el Ejecutivo y decidir si será aprobado o no; además para discutir las causas y consecuencias de la grave crisis económica que lleva a ese país al borde del default.
Pero este jueves 21 de enero, los ministros decidieron no comparecer ante el Parlamento porque no aceptaron que dicha reunión fuera cubierta por los medios de comunicación.
Ante la actitud de los ministros, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup aseveró que la negativa de los funcionarios a comparecer constituye un desacato.
 “Se trata de responder a preguntas escritas, de una manera muy seria y formal. Lamentamos muchísimo que se haya privado al país en directo, por parte de los propios ministros, de cuál es la realidad del país”.
Cabe destacar que la Asamblea Nacional tiene hasta este viernes para aprobar o no el Decreto de Emergencia Económica, presentado por el presidente Nicolás Maduro.
Publicar un comentario