lunes, 6 de junio de 2016

domingo, 5 de junio de 2016

Albert Rivera en Venezuela

Albert Rivera en Venezuela

Líder del partido político español Ciudadanos ingresa a Venezuela sin complicaciones EFE
Un nuevo político español pisa tierra venezolana, pese a los ataques previos sufridos en los medios chavistas
"Venimos a colaborar con la democracia, con un diálogo efectivo, para que se acabe esta crisis humanitaria que sufre Venezuela. La democracia no es negociable". Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha pasado los controles de emigración del aeropuerto de Maiquetía "con total normalidad", pese a las amenazas proferidas por Diosdado Cabello, jefe militar de la revolución.
El candidato electoral apostó por "soluciones dialogadas", algo en lo que según su criterio coinciden casi todos los partidos en España (se reunió antes de viajar con el ex presidente de gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien lideró la semana pasada la misión de Unasur en busca de una negociación entre chavismo y oposición, y dialogó con Felipe González, quien viajó el año pasado a Venezuela en apoyo a los presos políticos). Con una excepción, según Rivera: "Salvo Podemos, por motivos obvios de apoyo al chavismo". Lilian Tintori, la mujer del preso político Leopoldo López, acudió al aeropuerto a recibir al político español.


Leopoldo López tras su reunión con Zapatero: "La democracia venezolana no se negocia"

Foto cedida por la familia de Leopoldo López, con el opositor en la cárcel de Ramo Verde.
Muchos son los políticos, amigos y periodistas que han intentado visitar al preso más famoso de América Latina y sólo José Luis Rodríguez Zapatero ha logrado traspasar los barrotes de su celda para tener un cara a cara con Leopoldo López. El ex presidente del Gobierno español se reunió el pasado sábado con el líder político opositor venezolano en la prisión militar de Ramo Verde, donde cumple una condena de casi 14 años por convocar una manifestación pacífica en 2014.
El encuentro duró más dos horas y media. Durante ese tiempo ambos estuvieron solos -sin la presencia de ningún funcionario chavista- y pudieron hablar con libertad sobre muchos temas.
"La democracia venezolana no se negocia. El derecho constitucional de los venezolanos de revocar a Maduro no se negocia. ¡Antes la libertad de Venezuela que la mía! El diálogo no puede ser para ganar tiempo porque Venezuela no tiene tiempo", adelantó a EL MUNDO el ex alcalde de Chacao a través de un familiar que pudo visitarle hoy domingo en la prisión.


Publicar un comentario